evm@escortvictoriamena.com
"GIRLFRIEND EXPERIENCE"

"GIRLFRIEND EXPERIENCE"

Lo primero que tienes que saber es que para mí, es impensable concebir el sexo desde una perspectiva que no sea feminista. En resumen, esto quiere decir que no estoy aquí para ser un mero objeto sexual a tu disposición, sino, sencillamente, que soy una persona, igual que tú, y por ello exijo que se me trate con el respeto que merezco.

Si decidí centrarme en ofrecer este servicio en concreto, es precisamente porque, como sujeto activo que soy, quiero llegar a crear una conexión contigo, un espacio en común donde ambos nos sintamos cómodos y disfrutemos cuidando del placer del otro, sin complejos, de la forma más natural.

No soy partidaria del sexo egoísta ni impersonal, al contrario, me gusta mantener encuentros de calidad, que me den la oportunidad de implicarme, de que nos conozcamos realmente y construyamos juntos nuestro momento de intimidad único y particular, dejando que fluya la química. 

Realmente, si te paras a pensarlo, tiene todas las ventajas de una relación de pareja, sólo que yo NO voy a andar preguntándote quién es esa chica con la que te escribes tanto, o por qué no has contestado a mis 33 llamadas. Sencillo, auténtico y sin dramas innecesarios.
Otro aspecto que debes considerar es que no soy una profesional, por mucho que haya tratado este proyecto como si lo fuera. No me dedico a esto, sino que más bien entiendo mi actividad como escort como un pasatiempo divertido que, al mismo tiempo, me ayuda a conseguir unos ingresos extra. Aun así, como puedes comprobar, no por ello dejo de tomármelo en serio. 

A mucha gente lo que voy a decir le rompe los esquemas, pero me parece importante dejar claro que yo no necesito este dinero. Claro que es un aliciente, pero en ningún caso mi principal motivo, pues, evidentemente, podría ganar mucho más echando el día en un piso de relax. Pero, entonces, ¿Qué sentido tendría todo?

Esto me lleva al tema de la exclusividad. Mis circunstancias no solo me permiten, sino que además, me obligan a ser selectiva, ya que el tiempo que puedo dedicarle a tener citas, es limitado. Lo que sí te garantizo al 100% es que si organizo una cita, la organizo de verdad, tratando de atender cada detalle, para que todo salga a la perfección. 

Soy muy consciente de que el concepto que presento no es para todos los públicos, puesto que no todo el mundo será capaz de apreciarlo, pero nunca pretendí que así fuera. Tratar de complacer a todos es el camino idóneo hacia la mediocridad.